Skip to main content
Roberto en su quiosco La Magia del Dulce :: Andrea Bruiz
Patrocinan

Actualidad

Quiosco de 'chuches' en La Victoria para combatir contra el desempleo

23/02/2014 - 19:42
- Laura Negro
 
Roberto Barrios abre La Magia del Dulce, que también tiene venta 'on-line'
Desde el momento en que se quedó en paro, Roberto Barrios lo tuvo muy claro. Decidió que pondría un kiosco y que lo llamaría La Magia del Dulce. Durante un tiempo estuvo compaginando sus estudios de Administración y Dirección de Empresas, con su trabajo como teleoperador, hasta que perdió su empleo y sopesó la idea de montar un negocio por su cuenta. «Tengo una familia que mantener y unos pagos mensuales que afrontar. Así que, animado sobre todo por mi mujer, decidí emprender esta aventura ante las pocas opciones de empleo estable que se me presentaban», asegura este joven emprendedor.Tras una intensa búsqueda, a mediados del pasado mes de octubre, ya tenía firmado el contrato de alquiler del local. 
 
Desde el principio tuvo claro que quería instalarse en La Victoria. El barrio le gustaba, y además, al vivir en Cigales, le resultaba de fácil acceso. Encontró el local perfecto en la calle principal, en Fuente el Sol, «una zona de paso, comercial, viva y con gente agradable. La ubicación fue determinante para comenzar. Habíamos visto otros locales en la zona, que no necesitaban tanta reforma como este, pero consideramos que merecía la pena», sostiene Roberto. Participó en el proyecto CREA, de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid, donde junto con otros emprendedores, pudo elaboró su plan de empresa. «Realizar este curso, ha sido muy positivo para mí y se lo recomiendo a todo el mundo que tenga una idea, un proyecto, una ilusión. Allí puedes compartir opiniones y experiencias con otros emprendedores en tu misma situación y te sirve para valorar otras alternativas. Participar en el CREA me abrió los ojos y me hizo ver la importancia de ofrecer un factor diferenciador respecto a otras empresas de la competencia», afirma rotundo.
 
Y eso es precisamente lo que ha hecho: diferenciarse del resto y adaptarse a las demandas de sus clientes. Allí se podemos encontrar gran variedad de golosinas a granel, snacks, bollería, frutos secos, un gran surtido de chocolates y bombones, bebidas… «También vendo pan y en navidades vendí muchos roscones de reyes. Desde hace unos días, también por solicitud de mis clientes, ofrezco revistas semanales y traeré las mensuales. Tengo que adaptarme a lo que quiere mi clientela y cubrir sus necesidades», afirma. En su escaparate y en su página web, ofrece un gran surtido de regalos con chuches, piruletas de gominolas y cestas para nacimientos. Además de las chucherías, está especializado en ofrecer servicio de Candy Bar, un buffet libre de golosinas, dulces, fruta variada, chocolates… para bodas, comuniones, bautizos, cumpleaños infantiles y eventos empresariales. «Es una forma de sorprender a los invitados, dando un toque elegante, distinto y sobre todo muy dulce. Es algo que gusta a niños y grandes, y que sirve para convertir momentos especiales, en inolvidables.»
 
Lleva poco más de mes y medio en activo, y sin embargo Roberto, está enormemente agradecido por la buena acogida que ha tenido en el barrio. «La gente me prevenía diciendo que la época de navidad era un periodo difícil para abrir un negocio, debido a los gastos que tienen que afrontar las familias, sin embargo, estoy muy satisfecho», explica.«Las circunstancias de cada uno provocan la toma de decisiones y el autoempleo es una salida arriesgada, pero una salida al fin y al cabo. Antes me parecía impensable que mi vida laboral pasara por emprender un negocio. Los comienzos son muy duros y se trata de un trabajo que supone no poder disfrutar tanto de mi familia como me gustaría», indica el emprendedor, para quien su negocio es cosa de dos. Su mujer es la que le ayuda en el negocio.
 
 
Firmas
30 números impresos, como el que ahora tiene entre sus manos, han formado parte de la primera etapa del proyecto e-volución. Un...
En estas fechas toda la oferta en tecnología para el usuario se nos presenta, como todo, más esplendorosa, variada y atrayente en todos...
Hubo un tiempo en que lo importante era transcender, dejar huella. La inmensa mayoría de los hombres pasaron por el mundo sin pena ni gloria....
El 1 de julio de 2012 fue un día bisiesto, ya que en lugar de 86.400, sin casi nadie saberlo vivimos 86.401 segundos, porque todos los relojes...
Que las farolas se enciendan o apaguen según la señal que reciban de un sensor de luminosidad, no es algo novedoso; pero si le...
Se acerca la Navidad y felizmente muchas de las tradiciones se mantienen pero otras cambian radicalmente. Con respecto a nuestros hábitos de...