Skip to main content
Santiago Jiménez Barrull, en el vestíbulo de la Feria de Valladolid. :: Gabriel Villamil
Patrocinan

Presidente de Maat International Group

Jiménez Barrull: «La crisis es una buena oportunidad; da incentivos para buscar nuevas salidas»

16/01/2013 - 10:11
- Liliana Martínez Colodrón | @lilianamco
 
Incansable conversador, sus serenas palabras destilan conocimiento por los cuatro costados. Preside actualmente Maat International Group,  sociedad española promotora e inversora en el ámbito de las iniciativas empresariales de base tecnológica en los sectores de las TIC, los medios de comunicación, la energía renovable y la biotecnología con presencia en más de 20 países de Europa, América, África y Asia. Santiago Jiménez Barrull es un hombre emprendedor, un experto en procesos de negocio y un ponente habitual en conferencias sobre banca, tecnología e innovación y es considerado uno de los pioneros de Internet en España.
Santiago Jiménez Barrull participó en el último Encuentro profesional e-volución, donde charló sobre ‘Crisis, tecnología y ecosistemas empresariales’.

-En la actualidad, todavía existe un gran número de empresas, sobre todo las más pequeñas y tradicionales, que sienten reticencias a la hora de acceder al mundo de Internet. ¿Cómo era entonces trabajar en los años 90 en la Red cuando era una gran desconocida en este país?
-A diferencia de nuestros hijos, todavía tenemos la experiencia inicial de la primera vez que descubrimos Internet, y ese vértigo de clicar e intercambiar información y navegar. Eso te hace percibir el mundo de forma distinta. Ese bloqueo surge de las diferentes oleadas de acceso a este entorno. Internet es como un virus que inicialmente estaba en una probeta y ahora vemos cómo ha ido ampliándose. Internet, o las nuevas herramientas de gestión de información, no es el futuro, es la gran oportunidad que tenemos delante y en estos momentos de crisis es el  resquicio para poder entrar y construir las propuestas de valor de una empresa.

-¿Cree que las pequeñas empresas españolas están preparadas para afrontar todos estos cambios que ha impulsado la tecnología?
-Yo creo que sin duda, y la crisis es una buena oportunidad porque da los incentivos necesarios para buscar nuevas salidas. Existen todos los elementos para que un emprendedor español tenga todo el potencial que puede obtener cualquier otro emprendedor del mundo. La idea es compartir esta visión también en el marco institucional, y que no sea un elemento más. Hay que ser congruente también en esa apuesta de crear esos ecosistemas empresariales en torno a la tecnología también desde el ámbito institucional.

-Y, a este respecto, ¿considera que las empresas del sector Tic encuentran más dificultades para conseguir apoyos institucionales?
-Yo pienso que estamos todavía centrados en arquetipos analógicos, un poco en el ciclo de vida de una empresa tradicional, que produce en un mercado local y luego exporta. Y este concepto ha cambiado. Una empresa nace ya en el ámbito global. El hecho de poder trabajar conjuntamente entre cuatro socios que comparten información en torno a una propuesta de valor te permite ser global desde el primer momento que naces. Por otro lado, la propia estructura de incentivos públicos va orientada muchas veces a potenciar la inversión en activos fijos, cuando en cierta medida el capital intelectual o relacional es la columna vertebral de cualquier activo empresarial. Y esos intangibles son a veces difíciles de valorar y de poder apoyar. Como se dice, son percibidos como filosofías y vaguedades, cuando realmente es el elemento diferencial en cualquier propuesta de valor.

-Una de las oportunidades intrínsecas al mundo ‘cloud’ es la posibilidad de que una empresa pueda trabajar en cualquier parte del mundo. Pero, ¿qué dificultades encuentra una empresa como Maat, que trabaja en el ámbito internacional?
-Yo diría que esto es un holograma; el concepto tecnológico se transfiere también a la propia estructura organizativa de la empresa, y al igual que se crean esos ecosistemas desarrolladores en torno a plataformas y almacenes de aplicaciones, el modelo de ‘partnerships’ es crear también tu propio ecosistema empresarial implicando capacidades de terceros que comparten visiones, valores y modelos de negocio; y todo unido con un pegamento que se basa en las herramientas de gestión y compartición de la información. Los límites de la empresa ya no se corresponden con los límites físicos de la oficina, que son cambiantes y flexibles. Esos son los espacios que hay que explorar. Por supuesto, también se basa en relaciones interpersonales y presenciales. El espacio físico es como la sala ‘vip’ de un aeropuerto, como los ‘meeting point’ donde se dan esos encuentros, esa capacidad de socializar y después, a través de estas herramientas de compartición y gestión de la información, dotarse de esa capilaridad, de ese efecto red.

La nube como concepto de márquetin
-¿Y el mundo ‘cloud’, qué potencia de negocio tiene para las empresas?
-El mundo ‘cloud’ en realidad es un concepto casi de márquetin, pero tiene que ver por un lado con la virtualización de las infraestructuras y, por otro, con el acceso a la información de una manera ubicua y transparente. De cierta medida es la evolución de Internet; está en el ADN de los sistemas de información y gestión de cualquier organización. Ahora, un modo de conceptualizarlo es hablar de ‘cloud computing’, pero en realidad es hablar de la gestión de la información como elemento crítico: de un lado, en la gestión de los procesos de negocio de la empresa y, de otro lado, en la formulación de la propia estrategia empresarial.

-He leído un artículo que usted escribió hace unos meses y en el que bajo el título ‘El potencial innovador' ponía de manifiesto cómo las redes sociales son ventanas abiertas directas al usuario. ¿Cree que las empresas son consientes del poder que pueden alcanzar con el buen uso de las redes sociales?
-En realidad no hay nada nuevo, porque hace ya mucho tiempo que en la aproximación a la estrategia empresarial se decía que una empresa, una organización, son conversaciones; y la calidad de esas conversaciones es lo que determina tu posicionamiento competitivo. Aquí hay un elemento adicional, que el usuario ya no es un usuario, es parte de tu propio activo, estamos co-creando los servicios. Ya no es alguien que entrega y alguien que consume. El cliente forma parte de nuestros socios. Desde ese punto de vista, la red social lo que te permite es un modo de potenciar y estimular esas conversaciones como parte de esa creación y copartición de ese valor.

-¿En qué trabaja actualmente Maat International Group?
-Básicamente nuestra propuesta de valor siempre está en torno a la innovación y la tecnología, y la tecnología como facilitador de negocio. Ahora lo que hacemos es trabajar en el entorno ‘smart’, en lo que es la capa informacional de las infraestructuras: cómo capturar,  gestionar y presentar información. Aquí hay varias tecnologías convergentes que giran alrededor del concepto ‘cloud’.
 
 
12 de diciembre de 2012
Firmas
30 números impresos, como el que ahora tiene entre sus manos, han formado parte de la primera etapa del proyecto e-volución. Un...
En estas fechas toda la oferta en tecnología para el usuario se nos presenta, como todo, más esplendorosa, variada y atrayente en todos...
Hubo un tiempo en que lo importante era transcender, dejar huella. La inmensa mayoría de los hombres pasaron por el mundo sin pena ni gloria....
El 1 de julio de 2012 fue un día bisiesto, ya que en lugar de 86.400, sin casi nadie saberlo vivimos 86.401 segundos, porque todos los relojes...
Que las farolas se enciendan o apaguen según la señal que reciban de un sensor de luminosidad, no es algo novedoso; pero si le...
Se acerca la Navidad y felizmente muchas de las tradiciones se mantienen pero otras cambian radicalmente. Con respecto a nuestros hábitos de...